La emblemática Plaza del Carmen abraza el estudio-taller de Martha Jiménez, resguardo de transcendentales obras de la artista de la plástica. Todo un universo pictórico puede encontrarse aquí, desde grabados, cerámicas, lienzos, acuarelas, hasta su serie más conocida "Las Chismosas", que junto a otras creaciones le valieron a la artista el Premio UNESCO al "Mejor Conjunto de Obras". Pero el arte de esta camagüeyana se extiende más allá de las paredes del taller, y es que a solo unos metros se puede observar el Conjunto Escultórico integrado por siete piezas a tamaño natural, como "El Lector" o "El Carretillero" que, al más puro estilo costumbrista, destacan valores identitarios de cubanía. Por esta razón, la Plaza del Carmen es llamada también una "galería a cielo abierto”, y las piezas de Martha Jiménez se convierten en latidos que le dan vida al lugar.